Resucitando un Omega Seamaster 300.

Como veis, ha vivido tiempos mejores: las agujas no son las de este modelo, la esfera necesita restaurarse, el bisel debería ser cambiado, e incluso la corona no es la suya…
El fondo debe ser cambiado asimismo …
Una vez desmontado y revisado el reloj este es el resultado.

Antes
Despues

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×
×

Carrito